4 de septiembre de 2011

Crónicas del fin del mundo: Andrés

Carta escrita por Laura Hernández para su ex-novio Andrés, el 20 de diciembre de 2012 cuando se enteró que él se había casado.
------
Querido Andrés:

Me he enterado hace algunos días, de que te casaste. Eso, ha causado un dolor tan tremebundo en mí, que sentí que me moría un poquito mientras veía tus fotos en Facebook. Yo creí que eso no había sucedido aún, porque no has perdido esa manía tan tuya de ponerte "soltero" en todas las cosas y redes donde te inscribes.

Debo decírtelo: no te vi feliz en tus fotos, ni siquiera un poquito de lo feliz que fuiste conmigo. Ese traje gris acartonado combinado con rojo se veía más que fatal. Pero, ¿qué te puedo decir yo, si la novia era la más horrible de todas? De seguro estaba embarazada, se le salían todas las lonjas del vestido, y esa sonrisa de dientes chuecos delataba algo más que "felicidad". Por el contrario, tu madre y tus hermanas se veían radiantes como siempre. De seguro tu mamá salió tan pensativa en las fotos porque se preguntaba internamente cómo hubieran sido las cosas si te hubieras casado conmigo , estaba muy feliz.





Para nada me casaría con un ramo de rosas rojo, qué horror. De las modas más vulgares actualmente. Yo lo hubiera dejado con la sobriedad del blanco, y combinado algunos detalles con ocre o café. Mi vestido hubiera sido traído del otro lado, diseñado por Vera Wang. Te apuesto que te hubieras gastado mucho, mucho más de lo que se ve que gastaste, pero al menos habría sido una boda decente y con clase.

Te ves mal con lentes. Eres un hombre muy guapo y atractivo, y esos lentes simplemente te opacan. Cómprate unos de contacto, a ver si así te mejoras un poquito más. Mientras escribo esta carta llueve como nunca había llovido en Diciembre, y me encanta escuchar la lluvia, siempre me acuerdo de esas tardes en la cabaña donde hacíamos el amor y nos quedábamos desnudos bajo el techo de esa casita de madera, escuchando la naturaleza toda la tarde. Me acuerdo que me decías que querías tres hijos, y aunque te confieso que los últimos dos años de nuestra relación nunca me cuidé, tampoco quedé embarazada. A veces tenía la preocupación de que fueras infértil, pero bueno de eso ya me enteraré después por medio del Facebook de tu esposa eso ya no es mi asunto.

Me dio tanto coraje ver que te casaste, no solo porque te casaste, sino por todas las promesas rotas que dejaste aquí. Y veo con sorpresa, que hace casi un año que te casaste, qué bajo eres, como un mes antes de tu boda todavía me buscaste. ¿Qué tu nueva novia no te llenaba? ¿Para qué venir a buscarme sabiendo que te hubiera respondido? ¿o será que tu prometida se había dado cuenta de que tienes una parte de tu cuerpo muuy pequeña y por eso querías volver a practicar?

No entendí por qué me buscaste, lo bueno es que yo andaba en Londres, olvidándome de ti, y de tus infidelidades y de tus indecisiones que provocaron que todo se fuera al carajo. Les deseo suerte en su matrimonio, pero mucho más a ella, ya que no tiene idea del patán tan vil y sabandija que se echó encima. Sabadija de la que sigo enamorada, pero sabandija al fin.

Oye, trátala bien. Y no le hagas lo mismo que nos hiciste a todas tus exnovias, mira que tienes una carita bonita, pero es lo único. Y eso también se acaba. Me enteré que la llevaste de luna de miel a Praga, a donde me prometiste que iríamos, eres un mugroso patán . Pero espero que se hayan divertido mucho, y tengan una vida muy feliz. Creo que es todo, saludáme a tu madre y a tus hermanas que son a las únicas que de verdad extraño ya que mis jueves en el salón de belleza no son lo mismo sin ellas.

Laura

----
El 21 de diciembre de 2012, Laura bloqueó a Andrés de su Facebook. Dos meses después conoció “al amor de su vida”, y nunca más volvió a pensar en Andrés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

say something nice